Contacto

828 724 824
722 849 385

¿Puede mi bebé comer salmón? ¿Es un pescado azul?

Recent Posts

¿Tienes alguna duda?

Contacta con nosotros y te resolveremos cualquier problema que tengas.

¿Puede mi bebé comer salmón? ¿Es un pescado azul?

2 de enero de 2024
11:18

Sí, el salmón es considerado un pescado azul, también conocido como pescado graso. Los pescados azules se caracterizan por tener un contenido más alto de grasas saludables, particularmente ácidos grasos omega-3, que son beneficiosos para el desarrollo del cerebro y la salud cardiovascular.

El salmón es generalmente considerado uno de los pescados con bajo contenido de mercurio en comparación con otros tipos de pescado. Esto lo hace más seguro para la inclusión en la dieta de poblaciones vulnerables como mujeres embarazadas, lactantes, y niños pequeños.

Las preocupaciones sobre el mercurio en el pescado suelen referirse a especies de vida larga y depredadoras, como el pez espada, el tiburón, el atún patudo (bigeye) y el atún aleta amarilla (yellowfin), que tienen niveles más altos de mercurio debido a la bioacumulación a lo largo de su vida y de la cadena alimentaria.

Sin embargo, es importante moderar el consumo de todos los tipos de pescado y variar las especies para minimizar cualquier riesgo potencial de exposición al mercurio. El salmón, especialmente el salmón salvaje, se considera una opción más segura y puede ser consumido con más frecuencia que otros pescados con mayores niveles de mercurio.

Cuando se introduce el salmón en la dieta de un bebé, se recomienda hacerlo siguiendo las pautas de un pediatra y en cantidades adecuadas para su edad. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y otras organizaciones internacionales de salud ofrecen guías sobre el consumo de pescado que pueden servir de referencia para determinar la frecuencia y las porciones adecuadas.

El salmón, como otros pescados azules, es una excelente fuente de proteína de alta calidad y también aporta vitaminas D y B, así como minerales como el selenio y el potasio.

Debido a su perfil nutricional, el salmón puede ser introducido en la alimentación complementaria de un bebé, pero siempre teniendo en cuenta las siguientes pautas:

Introducción del Salmón en la Alimentación del Bebé:

  1. Edad de Introducción: Se puede introducir a partir de los 6 meses de edad, una vez que se han establecido otros alimentos básicos y que el pediatra lo considere apropiado.
  2. Preparación: El salmón debe estar bien cocido y sin espinas. Puedes ofrecerlo en forma de puré o desmenuzado para facilitar su ingestión.
  3. Cantidad: Inicialmente, una porción de salmón para un bebé podría ser de 1-2 cucharaditas desmenuzadas.Gradualmente, la cantidad puede aumentar a una porción adecuada de aproximadamente 30-60 gramos.
  4. Frecuencia: El salmón, y los pescados azules en general, pueden incluirse en la dieta del bebé 1-2 veces por semana para evitar la exposición excesiva a contaminantes como el mercurio, y para proporcionar variedad.

Consideraciones al Servir Salmón:

  • Frescura: Asegúrate de que el salmón sea fresco o congelado de alta calidad.
  • Origen: Prefiere salmón salvaje o de piscifactorías sostenibles y responsables.
  • Tamaño de la Porción: No es necesario que un bebé consuma una gran cantidad de salmón; pequeñas cantidades son suficientes para obtener los beneficios de los nutrientes.

Como en la introducción de cualquier nuevo alimento, es importante observar al bebé en busca de signos de posibles alergias o intolerancias y consultar con un pediatra para obtener recomendaciones específicas basadas en la salud individual del bebé.

Tags :
Vida Sana
Share This :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *