Contacto

828 724 824
722 849 385

Las Vacunas nos protegen

Recent Posts

¿Tienes alguna duda?

Contacta con nosotros y te resolveremos cualquier problema que tengas.

Las Vacunas nos protegen

18 de diciembre de 2023
09:28

Fortalecimiento del Sistema Inmunológico en los Bebés

La inmunidad es la forma que tiene el cuerpo de prevenir las enfermedades. Debido a que el sistema inmunitario del bebé no está totalmente desarrollado al nacer, los bebés tienen un mayor riesgo de contraer infecciones y de enfermarse gravemente. 

Las vacunas ayudan a enseñarle al sistema inmunitario cómo defenderse contra los microbios. Las vacunas protegen a su bebé al ayudarlo a crear sus defensas naturales.

Su hijo está expuesto a miles de microbios en su entorno todos los días. Esto sucede a través de los alimentos que come, el aire que respira y las cosas que se lleva a la boca.

Los bebés nacen con un sistema inmunitario que puede luchar contra la mayoría de los microbios, pero hay algunas enfermedades mortales que no puede combatir. Por eso necesitan que las vacunas refuercen su sistema inmunitario.vídeo-pegado.png

Las vacunas protegen contra enfermedades

Las diferentes vacunas funcionan de distintas maneras, pero cada vacuna ayuda a que el sistema inmunitario del cuerpo aprenda cómo combatir los microbios. Después de recibir una vacuna, generalmente toma algunas semanas desarrollar la protección, pero esa protección puede durar toda la vida. Algunas vacunas, como la vacuna contra el tétanos o contra la influenza (gripe) estacional, requieren dosis de refuerzo ocasionalmente para mantener las defensas del cuerpo.

Las vacunas usan cantidades muy pequeñas de antígenos para ayudar al sistema inmunitario de su hijo a reconocer y a aprender a luchar contra enfermedades graves. Los antígenos son partes de microbios que hacen que el sistema inmunitario del cuerpo se ponga en funcionamiento. 

Hace treinta años, las vacunas utilizaban 3.000 antígenos para proteger contra 8 enfermedades a los dos años. Hoy en día, las vacunas utilizan 305 antígenos para proteger contra 14 enfermedades a los dos años de edad.

Gracias a los avances científicos, las vacunas actuales pueden proteger a los niños de más enfermedades utilizando menos antígenos. 

Las vacunas contienen sólo una pequeña fracción de los antígenos que los bebés encuentran en su entorno todos los días. vídeo-pegado.png

Las vacunas son seguras 

Antes de que se administre una vacuna nueva a las personas, se hacen muchas pruebas de laboratorio. Una vez que se comienza a probar en personas, a veces puede llevar años completar los estudios clínicos y aprobar el uso de la vacuna. 

En España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que es parte del Ministerio de Sanidad, es la encargada de garantizar la seguridad, eficacia y calidad de las vacunas. La AEMPS trabaja en coordinación con otras entidades europeas y globales, como la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), para supervisar la seguridad de las vacunas antes y después de su aprobación.

Tanto antes de la aprobación (mediante ensayos clínicos rigurosos) como después de la misma (a través de sistemas de farmacovigilancia y monitoreo de eventos adversos), se toman medidas exhaustivas para garantizar la seguridad de las vacunas. Este proceso asegura que las vacunas administradas al público sean efectivas y seguras, manteniendo la salud pública como una alta prioridad.
vídeo-pegado.png

En España, el control de la seguridad de las vacunas sigue un riguroso proceso, garantizando que cada vacuna aprobada para su uso sea segura y eficaz. Los pasos clave en este proceso incluyen:

  • Investigación y Desarrollo: Antes de que una vacuna esté disponible para su uso general, pasa por extensas fases de investigación y desarrollo. Esto incluye estudios en laboratorio y ensayos clínicos en humanos, que se llevan a cabo en varias fases para evaluar la seguridad, eficacia y dosificación óptima.
  • Evaluación por Autoridades Reguladoras: En España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) es responsable de evaluar las vacunas antes de su aprobación. La AEMPS revisa toda la información proporcionada por el fabricante, incluidos los resultados de los ensayos clínicos, para asegurarse de que la vacuna es segura y efectiva.
  • Autorización de Comercialización: Solo después de una evaluación exhaustiva y positiva por parte de la AEMPS (o la Agencia Europea de Medicamentos, EMA, para vacunas autorizadas a nivel de la Unión Europea), una vacuna recibe autorización de comercialización.
  • Vigilancia Postcomercialización: Tras la aprobación, se realiza una vigilancia continua para detectar y evaluar posibles efectos adversos no identificados durante los ensayos clínicos. Esto se conoce como farmacovigilancia y permite una respuesta rápida en caso de detectar problemas de seguridad.
  • Calendario de Vacunación Nacional: El calendario de vacunación en España, desarrollado por el Ministerio de Sanidad en colaboración con las comunidades autónomas, establece las vacunas recomendadas en diferentes etapas de la vida. Este calendario se actualiza periódicamente basándose en las recomendaciones de expertos y en la evidencia científica más reciente.
  • Información y Educación: Además de garantizar la seguridad de las vacunas, las autoridades sanitarias en España también trabajan en proporcionar información clara y basada en la evidencia sobre las vacunas al público, para promover la confianza y el entendimiento sobre la importancia de la vacunación.

Este sistema integral asegura que las vacunas utilizadas en España son seguras y eficaces, y que los riesgos asociados con su uso son mucho menores que los beneficios que proporcionan en términos de prevención de enfermedades.vídeo-pegado.png

Está previsto que puedan provocar efectos secundarios leves

En España, como en muchos otros países, es común que las vacunas puedan provocar efectos secundarios leves, similares a los que se observan en otras partes del mundo. Estos efectos son generalmente de corta duración y no son motivo de preocupación. Los efectos secundarios más habituales pueden incluir fiebre leve, fatiga, dolores musculares, enrojecimiento, hinchazón o sensibilidad en el lugar de la inyección. Estas reacciones leves suelen desaparecer por sí solas en unos pocos días.

Es importante destacar que los efectos secundarios graves y de larga duración son extremadamente raros. En España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), en coordinación con otras entidades europeas como la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), realiza un seguimiento continuo y una vigilancia rigurosa de las notificaciones de efectos secundarios. Este proceso de farmacovigilancia garantiza que cualquier potencial efecto adverso relacionado con las vacunas sea identificado, evaluado y gestionado adecuadamente para asegurar la seguridad de la población.

¿Por qué debería vacunar a mi hijo?

Las vacunas pueden prevenir enfermedades infecciosas que antes causaban muerte o daño a muchos bebés, niños y adultos. 

Sin las vacunas, su hijo está en riesgo de enfermarse gravemente o incluso morir por enfermedades como el sarampión y la tosferina.

Es siempre mejor prevenir una enfermedad que tratarla después de que ocurra.

La vacunación es una forma altamente eficaz, segura y fácil de ayudar a su familia a mantenerse sana.

El calendario de vacunación recomendado busca un equilibrio entre el momento en que un niño tiene más probabilidades de estar expuesto a una enfermedad y el momento en que la vacuna será más eficaz.

Las vacunas son evaluadas a fin de garantizar que sean seguras y eficaces para administrarlas a los niños en las edades recomendadas.vídeo-pegado.png

Vacunar a los hijos es crucial por varias razones fundamentales:

  1. Protección individual: Las vacunas fortalecen el sistema inmunitario de los niños, enseñándoles a reconocer y combatir virus y bacterias específicos. Esto reduce significativamente el riesgo de contraer enfermedades infecciosas graves.
  2. Prevención de enfermedades graves: Muchas enfermedades prevenibles por vacunación pueden tener complicaciones severas, especialmente en niños. Al vacunar, se protege a los niños de estas complicaciones, que pueden incluir discapacidades a largo plazo e incluso la muerte.
  3. Inmunidad de rebaño: Cuando una alta proporción de la comunidad está vacunada, se reduce la circulación de agentes infecciosos. Esto es especialmente importante para proteger a aquellos que no pueden ser vacunados, como los bebés demasiado pequeños o las personas con ciertas afecciones médicas.
  4. Reducción de la carga sanitaria: Al prevenir enfermedades, las vacunas disminuyen la cantidad de hospitalizaciones y tratamientos médicos necesarios, reduciendo la carga sobre los sistemas de salud.
  5. Erradicación de enfermedades: Las vacunas han sido fundamentales en la erradicación de enfermedades mortales. Por ejemplo, la viruela fue erradicada gracias a un programa de vacunación global.
  6. Salud pública a largo plazo: La vacunación contribuye a la salud y seguridad de las generaciones futuras. Algunas vacunas han reducido e incluso eliminado completamente enfermedades que en el pasado causaron severas discapacidades o muertes.
  7. Tranquilidad para los padres: Saber que los hijos están protegidos contra enfermedades graves les da a los padres una mayor tranquilidad.

Por todas estas razones, la vacunación es una herramienta esencial en la promoción de la salud infantil y en el mantenimiento del bienestar de la comunidad en general.

Tags :
Prevención
Share This :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *