Contacto

828 724 824
722 849 385

«El Arte del Lavado Nasal: Guía Completa para Padres»

Recent Posts

¿Tienes alguna duda?

Contacta con nosotros y te resolveremos cualquier problema que tengas.

«El Arte del Lavado Nasal: Guía Completa para Padres»

18 de diciembre de 2023
09:33

Desde el momento de su nacimiento, los bebés enfrentan desafíos únicos relacionados con su sistema respiratorio, en particular con la respiración nasal. Inicialmente, la producción natural de mocos en los recién nacidos puede llevar a una obstrucción nasal. Debido a su desarrollo anatómico y fisiológico, los bebés son respiradores nasales obligados, lo que significa que dependen exclusivamente de la respiración nasal en las primeras semanas de vida. Esta dependencia los hace particularmente susceptibles a las dificultades respiratorias cuando sus fosas nasales están obstruidas, ya que no pueden compensar respirando por la boca.

Con el crecimiento y el desarrollo, los bebés pueden empezar a experimentar obstrucciones nasales debido a otras causas, como infecciones respiratorias comunes, alergias y otros factores ambientales. Estas obstrucciones no solo dificultan la respiración, sino que también pueden afectar el sueño, la alimentación y el bienestar general del bebé.vídeo-pegado.png

Ante este panorama, los lavados nasales emergen como una práctica fundamental en el cuidado de los bebés. Estos lavados ayudan a aliviar la congestión nasal, facilitando así la respiración, mejorando el sueño y la alimentación, y contribuyendo al confort general del bebé. Por lo tanto, conocer la técnica adecuada y la importancia de los lavados nasales se convierte en un aspecto esencial en el cuidado diario de los más pequeños.

Es importante comprender que los recién nacidos son respiradores nasales por naturaleza. Durante las primeras 4 a 6 semanas de vida, respiran exclusivamente por la nariz. Esta característica se debe a la posición elevada de la laringe en los neonatos, que se encuentra casi en contacto con el paladar blando. Esta posición particular dificulta la respiración a través de la boca, excepto cuando lloran.

Además, es completamente normal que los recién nacidos estornuden frecuentemente. Los estornudos son un mecanismo natural para limpiar las fosas nasales. También es común que puedan toser o tener hipo. A menudo, los padres primerizos se preocupan por estos estornudos, pero son parte del funcionamiento normal del sistema respiratorio de los bebés

s específicas, y siempre es recomendable consultar con un pediatra para obtener orientación personalizada.

¿Que es el lavado nasal? ¿Porqué es importante?

El lavado nasal es un procedimiento que consiste en la limpieza de las fosas nasales con una solución salina. Esta práctica es especialmente importante en bebés y niños pequeños, quienes a menudo tienen dificultades para eliminar la mucosidad por sí mismos debido a su limitada capacidad para sonarse la nariz.

La importancia del lavado nasal radica en su efectividad para aliviar la congestión nasal, lo cual es crucial en varios contextos:

  1. Resfriados: Durante un resfriado, la producción de mucosidad aumenta significativamente, llevando a la congestión nasal. El lavado nasal ayuda a diluir y remover esta mucosidad, facilitando la respiración.
  2. Alergias: En casos de alergias, los alérgenos como el polen, el polvo o el pelo de animales pueden provocar inflamación y congestión nasal. El lavado nasal ayuda a limpiar estas sustancias irritantes de las fosas nasales, reduciendo los síntomas alérgicos.
  3. Problemas Respiratorios: En niños con problemas respiratorios recurrentes o crónicos, como la sinusitis o la rinitis, el lavado nasal puede ser una herramienta valiosa para mantener las vías nasales despejadas y reducir la frecuencia de infecciones.

Al realizar regularmente lavados nasales, se puede mejorar significativamente la calidad de vida de los niños, permitiéndoles respirar más fácilmente, dormir mejor y alimentarse de manera más eficiente. Además, esta práctica puede disminuir la necesidad de medicamentos para aliviar la congestión nasal.

Beneficios del Lavado Nasalvídeo-pegado.png

El lavado nasal en niños es una práctica importante y recomendada en pediatría por varias razones, todas basadas en evidencia científica y prácticas clínicas efectivas:

  1. Alivio de Congestión Nasal: Uno de los beneficios más inmediatos del lavado nasal es la reducción de la congestión nasal. Esto es especialmente útil en niños pequeños que aún no han aprendido a sonarse la nariz eficientemente. La solución salina utilizada en los lavados ayuda a diluir el moco, facilitando su eliminación y mejorando la respiración.
  2. Prevención de Infecciones Respiratorias: Los lavados nasales pueden ayudar a prevenir infecciones del tracto respiratorio superior. Al limpiar la nariz de patógenos, polvo y polen, se reduce el riesgo de que estos agentes causen infecciones.
  3. Alivio de Síntomas de Alergias: En niños con alergias, los lavados nasales pueden aliviar los síntomas al eliminar alérgenos de las fosas nasales. Esto es particularmente útil durante las temporadas de alta polinización o en ambientes con presencia de ácaros del polvo, humo y otros irritantes.
  4. Mejora del Sueño y Calidad de Vida: La congestión nasal puede interferir significativamente con el sueño de los niños. Al facilitar la respiración, los lavados nasales pueden mejorar la calidad del sueño y, por ende, la calidad de vida general del niño.
  5. Facilita la alimentación y el habla : En los bebés y niños pequeños, la congestión nasal puede dificultar la alimentación y el habla. Al mejorar la respiración nasal, se facilitan estas actividades.
  6. Hidratación de las Fosas Nasales : El lavado nasal también ayuda a mantener la humedad en las fosas nasales, lo que es importante para la salud general del tejido nasal y para la captura efectiva de patógenos y partículas extrañas.
  7. Mejora de la Eficacia de Medicamentos Nasales : En casos donde se usan medicamentos nasales, como los aerosoles nasales para alergias, el lavado nasal puede aumentar su eficacia al limpiar las fosas nasales antes de su aplicación.
  8. Desarrollo de Buenas Prácticas de Higiene: Enseñar a los niños a realizar lavados nasales puede inculcar buenos hábitos de higiene personal desde una edad temprana, fomentando una actitud proactiva hacia su salud.
  9. Apoyo a Otras Terapias Respiratorias: En niños con condiciones como sinusitis o rinitis, los lavados nasales pueden ser un complemento valioso a otros tratamientos médicos, potenciando su efectividad y proporcionando alivio sintomático.
  10. Seguridad y Efectividad: Comparado con otros métodos de despeje nasal, como los descongestionantes farmacológicos, los lavados nasales son seguros y efectivos, especialmente cuando se utilizan soluciones salinas isotónicas adecuadas para niños.

¿Qué tipo de suero se debe utilizar?

El lavado nasal puede realizarse con diferentes tipos de soluciones, y la elección depende de varios factores, como la edad del niño, la frecuencia de uso y la preferencia personal. Aquí te detallamos algunos tipos de soluciones y sus características:

Suero Fisiológico (Solución Salina Isotónica)

Descripción : Es una solución de cloruro de sodio al 0.9%, que tiene la misma concentración salina que los fluidos del cuerpo.

Uso : Es la opción más común y segura para todas las edades. Ideal para uso diario y en situaciones de congestión nasal leve.

Ventajas : No irrita las membranas nasales y es seguro incluso para el uso frecuente.

Solución Hipertónica

Descripción : Contiene una concentración más alta de sal que el suero fisiológico. Puede ser del 2% al 3% o incluso más alto.

Uso : Utilizada para congestión nasal más severa, ya que ayuda a reducir la inflamación de las membranas nasales.

Precaución : Puede causar una sensación de quemazón o irritación, por lo que su uso debe ser más limitado y siempre bajo recomendación médica.

Agua de Mar

Descripción : Soluciones basadas en agua de mar, que pueden ser isotónicas o ligeramente hipertónicas.

Componentes : Incluye varios minerales y oligoelementos. Algunas versiones pueden estar enriquecidas con componentes adicionales.

Uso : Útil para la limpieza diaria y en casos de congestión nasal. Puede ser beneficioso por su contenido mineral.

Soluciones con Ácido Hialurónico

Descripción : Son soluciones que, además de la sal, contienen ácido hialurónico, conocido por sus propiedades hidratantes y reparadoras.

Uso : Indicadas para casos de sequía nasal o cuando se requiere una hidratación adicional de las membranas nasales.

Beneficios : Pueden ayudar a mantener la hidratación y la integridad de la mucosa nasal, especialmente en ambientes secos o con uso prolongado de climatización.

Soluciones con Suero Fisiológico y Ácido Hialurónico

Composición : Mezclan la seguridad y suavidad del suero fisiológico al 0.9% con las propiedades hidratantes y reparadoras del ácido hialurónico.

Indicaciones : Adecuadas para el uso diario, especialmente útiles en ambientes secos o para niños con tendencia a la sequía nasal.

Uso en Lactantes : Estas soluciones son seguras para usar en lactantes, ya que el suero fisiológico es suave y el ácido hialurónico ayuda a mantener la hidratación de las membranas nasales.

Beneficios Adicionales del Ácido Hialurónico

Hidratación : Mejora la hidratación de la mucosa nasal, lo cual es particularmente útil en condiciones de baja humedad o en presencia de calefacción o aire acondicionado.

Protección y reparación : Puede ayudar a proteger y reparar la mucosa nasal, especialmente en casos de uso frecuente de lavados nasales o en presencia de irritación nasal.

Por lo general, siempre haremos los lavados nasales con suero fisiológico de manera preventiva ya sea con o sin ácido hialurónico. Vamos a reservar el suero hipertónico para aquellos momentos en que los peques están muy congestionados y necesitan una ayuda extra”, comenta la fisioterapeuta.

Actualmente se pueden encontrar monodosis hipertónicas enriquecidas con ácido hialurónico que contribuye a que las mucosas y el epitelio no se resequen

Elección de la Solución Correcta

Edad del Niño : El sueño fisiológico es generalmente seguro para todas las edades. Las soluciones hipertónicas deben usarse con precaución en niños pequeños y siempre bajo recomendación médica.

Condición Específica : Para la congestión nasal leve, el suero fisiológico es adecuado. En casos de congestión más severa o sequía nasal, se pueden considerar soluciones hipertónicas o con ácido hialurónico.

Preferencia Personal y Tolerancia : Algunos niños pueden tolerar mejor ciertas soluciones que otros. La observación y la experiencia personal pueden guiar en la elección de la solución más adecuada.

Frecuencia de Uso : Para uso diario, las soluciones isotónicas son más adecuadas. Las soluciones hipertónicas deben usarse con más moderación.

Es importante recordar que, aunque estas soluciones están disponibles en el mercado y son generalmente seguras, la elección de la solución adecuada debe basarse en las necesidades individuales del niño y, en caso de duda, es recomendable consultar con un pediatra.

Es importante recordar que la técnica correcta y la frecuencia de los lavados nasales deben ser adecuadas para la edad del niño y sus necesidades.

En Bebés (que aún no sostienen bien la cabeza)

vídeo-pegado.png
  1. Preparación : Asegúrese de tener a mano todo lo necesario: solución salina o suero fisiológico, un dispositivo para administrar la solución (como una jeringa sin aguja o un gotero), y toallas o pañuelos.
  2. Posición del Bebé : Acuesta al bebé sobre una superficie segura y cómoda, como un cambiador. Si es posible, coloque una toalla debajo de su cabeza para mayor comodidad y absorber cualquier derrame.
  3. Posición de la cabeza : Gira suavemente la cabeza del bebé hacia un lado. Esto permitirá que la solución salina fluya más fácilmente a través de la fosa nasal.
  4. Administración del Suero : Con el spray o la jeringa con adaptador nasal, introduzca suavemente la solución salina en la fosa nasal superior (la que está más arriba). La cantidad recomendada es de 1 a 2 ml por fosa nasal en bebés aunque inicialmente se puede poner 0.5ml con el objetivo de hidratar y posteriormente 1.5ml para movilizar y arrastrar.
  5. Dejar Actuar y Limpiar : Permite que la solución actúe durante unos segundos. Luego, con suavidad, ayuda al bebé a expulsar los mocos, ya sea mediante la gravedad o con una perilla nasal.
  6. Repetir en el Otro Lado : Gira la cabeza del bebé hacia el lado opuesto y repite el proceso en la otra fosa nasal.vídeo-pegado.png

vídeo-pegado.png

En Niños Mayores (que ya sostienen la cabeza)

  1. Preparación : Al igual que con los bebés, ten a mano la solución salina y el dispositivo para administrarla.
  2. Posición del Niño : Haz que el niño se sienta erguido. Si es un niño pequeño, puedes sostenerlo en tu regazo.
  3. Administración del Suero : Inclina ligeramente la cabeza del niño hacia adelante y hacia un lado. Introduzca suavemente la solución salina en la fosa nasal superior. Para niños mayores, puede usar entre 2 y 5 ml por fosa nasal, dependiendo de su edad y tolerancia.
  4. Permitir la Expulsión de Mocos : Anima al niño a sonarse la nariz tras la aplicación o ayuda a limpiar las secreciones si es muy pequeño.
  5. Repetir en el Otro Lado : Inclina la cabeza del niño hacia el otro lado y repite el procedimiento en la otra fosa nasal.

Consideraciones Generales

  • Frecuencia : Realice los lavados nasales según sea necesario, especialmente antes de las comidas y la hora de dormir para facilitar la respiración.
  • Higiene : Asegúrese de que el dispositivo de administración esté limpio y esterilizado.
  • Paciencia y Tranquilidad : Mantén la calma y sé paciente, especialmente con los bebés y los niños pequeños, ya que pueden sentirse incómodos con el procedimiento al principio.
  • Consulta Médica : Si tienes dudas o si el niño presenta síntomas preocupantes (como dificultad respiratoria persistente o signos de infección), consulta con un pediatra.

¿Que sistema es el mejor para el lavado nasal?

Para limpiar la nariz con suero fisiológico existen diferentes sistemas que se pueden comprar en la farmacia. Cualquier método es igual de eficaz si se realiza correctamente.  Quizás sean mejor los envases pequeños, ya que la utilización de un mismo frasco, catarro tras catarro, favorece su contaminación por gérmenes.  También es importante que cada niño tenga su propio dispositivo, para intentar que no se pasen los virus de uno a otro.

La elección del sistema más adecuado para el lavado nasal en niños depende de varios factores, como la edad del niño, la facilidad de uso y la preferencia personal. Aquí tienes algunas opciones comunes y sus características:vídeo-pegado.png

  1. Jeringas con adaptador nasal
  • Uso : Tradicionalmente usado, especialmente en bebés y niños pequeños.
  • Control : Permiten un control preciso sobre la cantidad y la presión del líquido. La presión se controla manualmente al presionar el émbolo de la jeringa, permitiendo un flujo suave y continuo de solución a través de las fosas nasales.
  • Consideración : Requieren cierta habilidad para su uso efectivo.
vídeo-pegado.png
  1. Botellas de Lavado Nasal
  • Popularidad : Muy popular, especialmente para niños mayores que pueden cooperar durante el proceso.
  • Facilidad de uso : Pueden ser más fáciles de usar en comparación con las jeringas.
  • Presión : Permiten cierto control sobre la presión, que es importante para evitar incomodidades o daños.
  1. Sistemas de Lavado con Control de Flujo (sprays)vídeo-pegado.png
  • Innovación : Algunos sistemas más recientes permiten un control más preciso del flujo y la presión.
  • Seguridad : Diseñados para ser seguros y efectivos, incluso para uso frecuente.vídeo-pegado.png
  1. Monodosis:
  • Las monodosis de suero no permiten un control directo sobre la presión o el flujo del líquido, ya que están diseñadas para un uso único y directo. Su diseño está pensado para proporcionar una cantidad de solución adecuada para un lavado nasal suave y seguro, especialmente en lactantes y niños pequeños, pero no ofrece la flexibilidad de ajustar la presión como lo haría una jeringa con adaptador nasal.
  • Al usar monodosis, la presión del líquido depende de la fuerza con la que se aprieta el envase. Por lo tanto, es importante ser suave y gradual al presionar para asegurar un flujo suave y no invasivo. Esto es especialmente crucial en bebés y niños pequeños para evitar cualquier riesgo de daño en las delicadas estructuras nasales o de causar molestias innecesarias.
  1. Consideraciones Generales
  • Edad y Cooperación del Niño : La edad y la capacidad del niño para cooperar son factores clave en la elección del sistema.
  • Recomendación Médica : Consultar con un pediatra o un especialista en otorrinolaringología puede proporcionar orientación sobre el sistema más adecuado.
  • Comodidad y eficacia : Es esencial que el sistema elegido sea cómodo para el niño y eficaz en la limpieza nasal.

Consejo

  • Independientemente del sistema que elijas, es fundamental usar la solución adecuada (como suero fisiológico) y seguir las instrucciones para un uso seguro y efectivo. Además, observe la reacción del niño al lavado nasal y ajuste el método según sea necesario para garantizar su comodidad y eficacia.

Características del Sistema de Lavado Nasal con Control de Flujo (Spray)

  • Control de Flujo : Permite un control preciso sobre la cantidad de solución que se libera en cada aplicación. Esto es especialmente útil para garantizar que se use la cantidad adecuada de solución sin causar incomodidad.
  • Diseño de Pulverización : La mayoría de estos sistemas utilizan un mecanismo de pulverización que distribuye la solución de manera uniforme dentro de las fosas nasales. Esto puede ser más suave y menos invasivo que los métodos tradicionales de lavado nasal.
  • Fácil de Usar : Son fáciles de manejar, lo que los hace ideales para su uso en niños, incluso en aquellos que pueden ser reacciones a otros métodos de lavado nasal.
  • Dosificación Consistente : Cada pulverización libera una cantidad de solución, lo que ayuda a garantizar la consistencia en cada uso.
  • Seguridad y Comodidad : Están diseñados para ser seguros y cómodos, reduciendo el riesgo de aplicar demasiada presión o volumen

Consideraciones

  • Edad del Niño : Asegúrese de que el spray sea adecuado para la edad de su hijo. Algunos productos están diseñados específicamente para bebés o niños pequeños.
  • Tipo de Solución : Generalmente, se utiliza suero fisiológico o soluciones salinas especiales. Algunos pueden contener aditivos como el ácido hialurónico para mayor comodidad y eficacia.
  • Instrucciones de uso : Sigue siempre las instrucciones del producto para un uso seguro y efectivo.

En resumen recomendamos métodos donde se pueda controlar el flujo y la presión del suero siendo nuestros preferidos la jeringa con adaptador nasal y los sprays nasales.

  1. Jeringuilla con Adaptador Nasal : Este método permite un control preciso de la fuerza aplicada y la cantidad de sueño a utilizar. Es ideal para situaciones donde se necesita un lavado nasal más profundo y específico, ya que facilita la adaptación a las necesidades individuales del niño.
  2. Monodosis de Suero: Aunque no permiten un control detallado de la presión, pueden ser adecuados para limpiezas nasales rutinarias. Para un uso más seguro y confortable, se recomienda utilizarlas con un adaptador de silicona, especialmente diseñado para niños pequeños
  3. Spray Nasal : Aunque su capacidad para arrastrar moco es menor en comparación con la jeringuilla, el spray nasal es eficaz para depositar suero de forma uniforme sobre la mucosa nasal, proporcionando una hidratación adecuada. Su diseño garantiza una aplicación suave y constante, lo cual es especialmente útil para el uso regular y para niños más pequeños.

Preocupaciones con la Irrigación Nasal de Alta Presión en Niños:

Riesgo de Otitis Media : Uno de los riesgos de los lavados nasales de alta presión es que pueden forzar el líquido a pasar desde la nariz hasta la trompa de Eustaquio, que conecta la parte posterior de la nariz con el oído medio. Esto puede provocar otitis media, una inflamación del oído medio, especialmente en niños, cuyas trompas de Eustaquio son más cortas y horizontales que en los adultos.vídeo-pegado.png

Malestar e irritación : La alta presión durante los lavados nasales puede causar incomodidad o dolor en los niños, lo que podría hacer que se resistan a futuros lavados. Además, la presión excesiva puede irritar la delicada mucosa nasal, potencialmente causando inflamación o sangrado.

Importancia de la Técnica Adecuada : Por estos motivos, es fundamental realizar los lavados nasales con la técnica correcta, lo cual incluye usar una presión suave y controlada. Es mejor infundir la solución salina lentamente y con cuidado, permitiendo que el niño respire y se ajuste al proceso.

Consejos para Padres y Cuidadores : Cuando se realizan lavados nasales en niños, es esencial seguir las recomendaciones de los profesionales de la salud respecto a la técnica, el volumen de líquido y la frecuencia. Además, se recomienda observar al niño durante y después del procedimiento para detectar cualquier signo de malestar o complicaciones.

Uso de Productos Adecuados : Existen productos diseñados específicamente para el lavado nasal en niños, los cuales están diseñados para minimizar el riesgo de aplicar demasiada presión. Es aconsejable utilizar estos productos según las instrucciones del fabricante y bajo la guía de un profesional de la salud.

¿Es recomendable realizar aspirados nasales ?

No se recomiendan porqué aumentan la inflamación de la cavidad nasal y la resecan. También pueden dañar el oído.vídeo-pegado.png

El aspirado nasal es una técnica que se utiliza para eliminar la mucosidad excesiva de las fosas nasales de los bebés y niños pequeños que aún no saben sonarse la nariz por sí mismos. Sin embargo, su uso no es recomendado y si se usa debe ser realizado con cuidado por varias razones:

  1. Irritación de la Mucosa Nasal : El uso frecuente o demasiado enérgico de un aspirador nasal puede irritar la delicada mucosa nasal de los bebés, lo que puede llevar a inflamación y, en algunos casos, a sangrado nasal.
  2. Dependencia del Aspirado : Un uso excesivo del aspirador nasal puede hacer que el niño vuelva demasiado dependiente de él para aliviar la congestión, en lugar de permitir que el cuerpo maneje la mucosa de forma natural.
  3. Riesgo de Lesiones : Si no se usa correctamente, el aspirador nasal puede causar pequeñas lesiones en el interior de la nariz del bebé, lo que podría provocar más incomodidad o infecciones.
  4. Posible propagación de infecciones : Si el aspirador nasal no se limpia adecuadamente después de cada uso, puede convertirse en un foco de gérmenes y bacterias, aumentando el riesgo de infecciones respiratorias.

Sí, el uso incorrecto o excesivo del aspirador nasal puede dañar el oído. Esto se debe a que las fosas nasales estén conectadas al oído medio a través de la trompa de Eustaquio. Durante el aspirado nasal, especialmente si se hace con demasiada fuerza, se puede generar una presión negativa que afecta al oído medio. Esto podría causar problemas como:

  1. Disfunción de la Trompa de Eustaquio : La presión creada por el aspirado nasal puede alterar el funcionamiento normal de la trompa de Eustaquio, lo que puede llevar a sensación de oído tapado, dolor o molestias en el oído.
  1. Otitis Media : En casos extremos, la alteración de la presión en el oído medio puede contribuir al desarrollo de otitis media, especialmente en niños susceptibles a infecciones de oído.
  2. Traumatismos en el Oído : Aunque es menos común, la presión excesiva durante el aspirado nasal podría causar un traumatismo en el oído medio.

Por estas razones, se recomienda utilizar el aspirador nasal solo cuando sea estrictamente necesario, como en casos de congestión nasal severa que interfiere con la alimentación, la respiración o el sueño del bebé. Además, siempre es importante seguir las instrucciones de uso y limpieza del fabricante y consultar con un pediatra si se tienen dudas o preocupaciones sobre la congestión nasal del bebé. La clave es un uso cuidadoso y controlado para evitar complicaciones innecesarias. Aunque de ser posible evitar su uso.

¿Cuantas veces al dia puedo realizar el lavado nasal?vídeo-pegado.png

Realizar lavados nasales en lactantes y niños pequeños puede ser muy útil, especialmente en caso de congestión nasal debido a resfriados, alergias o infecciones respiratorias. Sin embargo, es importante no abusar de esta práctica. Aquí te dejo algunos puntos clave sobre la frecuencia y la precaución en el uso de lavados nasales:

  1. Frecuencia Recomendada: No hay una regla fija sobre la cantidad de veces al día que se deben realizar lavados nasales, ya que esto puede variar según la necesidad individual del niño y la recomendación del pediatra. Generalmente, se pueden hacer lavados nasales varias veces al día durante periodos de congestión intensa.  
  1. Necesidad y Comodidad: El criterio para realizar lavados nasales debe basarse en la necesidad (cuánta congestión nasal tiene el niño) y en la comodidad del niño. Por ejemplo, durante un resfriado, hacerlo antes de las comidas y antes de dormir puede ayudar al niño a comer y dormir mejor.
  2. En Lactantes Pequeños: En los lactantes más pequeños, que son respiradores nasales obligados, los lavados nasales pueden ser particularmente importantes para asegurar que puedan respirar con facilidad. Sin embargo, incluso en estos casos, deben realizarse con cuidado y siguiendo las recomendaciones del pediatra.Cuando les veamos un poco atascados, por ejemplo, antes de comer y antes de dormir.  Un truco seria realizar el lavado nasal después de la rutina del baño.
  3. Riesgos del Uso Excesivo: Abusar de los lavados nasales puede ser contraproducente. Un uso excesivo puede irritar la mucosa nasal, alterar las defensas naturales de la nariz y, en algunos casos, incluso puede aumentar el riesgo de infecciones si se altera el equilibrio natural de la flora nasal.
  4. Consulta con un Pediatra: Siempre es aconsejable consultar con un pediatra, especialmente si se considera necesario hacer lavados nasales con frecuencia o si se tiene alguna duda sobre la técnica o la necesidad de estos.

En resumen, los lavados nasales son una herramienta útil para ayudar a los lactantes y niños con congestión nasal, pero deben utilizarse de manera razonable y bajo orientación médica.

"Queridos padres,

Sabemos que cuidar la salud de vuestros pequeños es una de vuestras mayores prioridades. Los lavados nasales, aunque parezcan una tarea sencilla, son una herramienta poderosa para asegurar el bienestar de sus hijos. Con cada suave lavado, no solo aliviaréis su congestión y mejoraréis su respiración, sino que también mostraréis vuestro amor y cuidado en cada gota. Recordad, cada gesto de cuidado, por pequeño que sea, tiene un gran impacto en la salud y la felicidad de vuestros hijos. Vuestro amor y dedicación son la mejor medicina."

Bibliografía

  1. Asociación Española de Pediatría. Lavados nasales [Internet]. Madrid: EnFamilia; [publicado 26-12-2013, revisado por última vez el 28-9-2021] [citado24/11/2023]. Disponible en: http://enfamilia.aeped.es/vida-sana/lavados-nasales .
  2. Audag N, Dubus JC, Combret Y. Fisioterapia respiratoria en la práctica pediátrica. Rev Mal Respir. Junio ​​de 2022;39(6):547-560. doi: 10.1016/j.rmr.2022.05.001. PMID: 35738979.
  3. Jung M, Lee JY, Ryu G, Lee KE, Hong SD, Choi J, Kim S, Ahn K, Dhong HJ, Chung SK, Kim J, Kim HY. Efecto beneficioso de la irrigación nasal con solución salina en niños con rinitis alérgica y asma: un ensayo clínico aleatorio. Pac J asiático Inmunol contra la alergia. Diciembre de 2020;38(4):251-257. doi: 10.12932/AP-070918-0403. PMID: 31012599.
  4. Martínez-Serrano A, Martínez-Campos P, Seijoso-González L, Ruiz-Rojo H. Revisión de la literatura sobre la técnica de lavado nasal en pediatría. Enferm Clin (Ed. Inglesa). Mayo-junio de 2021;31(3):189-194. doi: 10.1016/j.enfcli.2021.01.005. PMID: 33632624.
Tags :
Prevención
Share This :

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *